Domingo vigesimoprimero del tiempo ordinario
Salterio I

Nota Importante: utilizar esta aplicaci贸n con el celular en silencio durante la
celebraci贸n de la misa, para seguir las lecturas, oraciones y acompa帽ar con el canto.

INTRODUCCION

Este domingo, al inicio del Evangelio, nos encontramos con una pregunta fundamental: 驴es verdad que son pocos los que se salvan?聽

Lo primero es esclarecer qu茅 es la salvaci贸n. Para el pueblo jud铆o, la salvaci贸n dice relaci贸n con un premio al final de la vida por cumplir la ley. Viene a ser algo as铆 como una retribuci贸n por la vida. En el cristianismo esto es distinto. Nadie se salva por s铆 mismo ni por su actuar. La salvaci贸n dice relaci贸n con la vida que el Se帽or nos ofrece. Y esto no es despu茅s de la muerte, sino que es vida aqu铆 y ahora, en la tierra, y despu茅s de la muerte tambi茅n, la vida plena en Dios. A esta vida estamos invitados todos a participar. Y no por nuestros m茅ritos, sino por un don del mismo Dios a trav茅s de Jesucristo. Esa vida que se prolonga m谩s all谩 de la muerte es una certeza para nosotros, pues Cristo ha resucitado y nos la ha dado. Lo primero es dejar claro que esa 鈥渧ida eterna鈥 no es fruto de nuestro obrar, sino de lo que Cristo ha hecho por nosotros: al resucitar 茅l derrama sobre nosotros esa vida divina plena y nos permite participar en ella.聽

Hasta ah铆 se entiende f谩cil. El tema es que esa salvaci贸n no se refiere s贸lo a la 鈥渧ida eterna鈥, sino que dice relaci贸n con vivir hoy como hombres y mujeres nuevos. Aqu铆 cobra sentido la pregunta del evangelio: 驴son pocos los que se salvan? Lucas ve que en su comunidad, al igual que hoy, son muchos los que participan de la eucarist铆a dominical y tambi茅n de la caridad, pero sus vidas permanecen iguales, sin dejarse transformar por el Se帽or. Se trata de quienes conocen a Cristo y su palabra, pero no se comprometen ni adhieren de coraz贸n a ella. Ellos dicen 鈥淪e帽or, hemos comido y bebido contigo鈥. Pero las palabras del Se帽or son duras: 鈥渘o los conozco鈥. No se trata de una amenaza del Se帽or, sino que es una invitaci贸n a que evaluemos con urgencia la propia vida espiritual porque muchos cultivan la ilusi贸n de ser disc铆pulos de Jes煤s cuando, en realidad, no lo son. En definitiva, muchos a pesar de conocer a Cristo no viven la vida divina, no viven como hombres y mujeres nuevos, no viven la salvaci贸n.

Ser verdadero disc铆pulo no consiste en poner la mirada s贸lo en la vida eterna, sino que consiste en tener la mirada del Se帽or y mirar donde 茅l mismo mira: mirar al hermano, mirar al enfermo y al pobre. Es conmoverse y transformar la vida desde este amor por el pr贸jimo. No se trata, por tanto, de espiritualizar nuestra vida de fe, sino que 茅sta sea una forma de vida hoy. As铆 la salvaci贸n es vida plena hoy y vida eterna despu茅s de la muerte.聽聽

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Traer谩n a todos los hermanos de ustedes de entre todas las naciones.

Lectura del libro de Isa铆as聽聽聽66, 18-21

As铆 habla el Se帽or:

Yo mismo vendr茅 a reunir a todas las naciones y a todas las lenguas, y ellas vendr谩n y ver谩n mi gloria. Yo les dar茅 una se帽al, y a algunos de sus sobrevivientes los enviar茅 a las naciones extranjeras, a las costas lejanas que no han o铆do hablar de m铆 ni han visto mi gloria. Y ellos anunciar谩n mi gloria a las naciones.

Ellos traer谩n a todos los hermanos de ustedes, como una ofrenda al Se帽or, hasta mi Monta帽a santa de Jerusal茅n. Los traer谩n en caballos, carros y literas, a lomo de mulas y en dromedarios -dice el Se帽or- como los israelitas llevan la ofrenda a la Casa del Se帽or en un recipiente puro. Y tambi茅n de entre ellos tomar茅 sacerdotes y levitas, dice el Se帽or.

SALMO RESPONSORIAL聽聽聽116, 1-2

R/.聽Vayan por todo el mundo y anuncien el Evangelio.

隆Alaben al Se帽or, todas las naciones, glorif铆quenlo, todos los pueblos!R/

Es inquebrantable su amor por nosotros, y su fidelidad permanece para siempre.R/

SEGUNDA LECTURA

El Se帽or corrige al que ama.

Lectura de la carta a los Hebreos 12, 5-7. 11-13

Hermanos:

Ustedes se han olvidado de la exhortaci贸n que Dios les dirige como a hijos suyos:

Hijo m铆o, no desprecies la correcci贸n del Se帽or, y cuando te reprenda, no te desalientes.

Porque el Se帽or corrige al que ama y castiga a todo aqu茅l que recibe por hijo.

Si ustedes tienen que sufrir es para su correcci贸n; porque Dios los trata como a hijos, y 驴hay alg煤n hijo que no sea corregido por su padre?

Es verdad que toda correcci贸n, en el momento de recibirla, es motivo de tristeza y no de alegr铆a; pero m谩s tarde, produce frutos de paz y de justicia en los que han sido adiestrados por ella.

Por eso,聽que recobren su vigor las manos que desfallecen y las rodillas que flaquean. Y ustedes, avancen por un camino llano, para que el rengo no caiga, sino que se sane.

EVANGELIO

ACLAMACI脫N AL EVANGELIO聽聽Jn 14, 6

Aleluya.

Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por m铆, dice el Se帽or. Aleluya.

EVANGELIO

Vendr谩n muchos de Oriente y de Occidente, a ocupar su lugar en el banquete del Reino de Dios.

+ Evangelio de nuestro Se帽or Jesucristo seg煤n san Lucas 13, 22-30

Jes煤s iba ense帽ando por las ciudades y pueblos, mientras se dirig铆a a Jerusal茅n.

Una persona le pregunt贸:聽Se帽or, 驴es verdad que son pocos los que se salvan?

脡l respondi贸:聽Traten de entrar por la puerta estrecha, porque les aseguro que muchos querr谩n entrar y no lo conseguir谩n. En cuanto el due帽o de casa se levante y cierre la puerta, ustedes, desde afuera, se pondr谩n a golpear la puerta, diciendo: 鈥淪e帽or, 谩brenos鈥. Y 茅l les responder谩: 鈥淣o s茅 de d贸nde son ustedes鈥.

Entonces comenzar谩n a decir: 鈥淗emos comido y bebido contigo, y t煤 ense帽aste en nuestras plazas鈥. Pero 茅l les dir谩: 鈥淣o s茅 de d贸nde son ustedes; 隆ap谩rtense de m铆 todos los que hacen el mal!鈥

All铆 habr谩 llantos y rechinar de dientes, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes sean arrojados afuera. Y vendr谩n muchos de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, a ocupar su lugar en el banquete del Reino de Dios.

Hay algunos que son los 煤ltimos y ser谩n los primeros, y hay otros que son los primeros y ser谩n los 煤ltimos.

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *