Domingo vigesimoquinto del tiempo ordinario
Salterio I

Nota Importante: utilizar esta aplicaci贸n con el celular en silencio durante la

celebraci贸n de la misa, para seguir las lecturas, oraciones y acompa帽ar con el canto.

INTRODUCCI脫N

El administrador es una persona que aparece a menudo en las par谩bolas de Jes煤s. Tenemos uno 鈥渇iel y prudente鈥 que no act煤a arbitrariamente, sino que utiliza los bienes confiados a 茅l seg煤n la voluntad del propietario. Y tenemos otro que en ausencia del Se帽or se aprovecha de su posici贸n 鈥測 se hace el due帽o鈥, se emborracha y deshonra a los otros sirvientes.

Pero el m谩s vergonzoso es el administrador sagaz del que se habla en el Evangelio de hoy. Esta par谩bola siempre ha despertado una cierta verg眉enza porque, al parecer, el administrador deshonesto es elogiado, cosa que no puede recomendarse a los cristianos. Nosotros esperar铆amos que Jes煤s termine diciendo a sus disc铆pulos que no act煤en como ese administrador deshonesto, pero 茅l termina alabando su astucia. Algunos estudiosos de las Escrituras plantean que lo que hizo este administrador es renunciar a las ganancias que a 茅l como administrador le correspond铆an.聽聽Estas sol铆an ser del 50%. As铆 茅l termina optando no por los bienes, sino por fortalecer las amistades.聽

脡sta es la verdadera astucia de este hombre. Calcul贸 que los bienes y las riquezas se terminan acabando o diluyendo en malas inversiones, mientras que las amistades permanecen. 脡l apost贸 todo por sus amigos. No se trata de entregar todo lo que uno posee, esa no es la relaci贸n con las riquezas que quiere establecer el Se帽or. Se trata de comprender que los bienes son para ayudar y compartir con los dem谩s. San Ambrosio dec铆a: 鈥渘o debemos prestar atenci贸n a las riquezas que no podemos llevar con nosotros, porque lo que dejamos en este mundo no nos pertenece, pertenece a los dem谩s鈥. Nosotros tendemos a servir a Dios el domingo y a servir 鈥渁l dinero鈥 el resto de los d铆as de la semana. El Se帽or nos invita a definirnos. Los bienes y la riqueza son parte de esta definici贸n.

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Contra los que compran a los d茅biles con dinero.

Lectura de la profec铆a de Am贸s 8, 4-7

Escuchen esto, ustedes, los que pisotean al indigente para hacer desaparecer a los pobres del pa铆s. Ustedes dicen:聽驴Cu谩ndo pasar谩 el novilunio para que podamos vender el grano, y el s谩bado, para dar salida al trigo?

Disminuiremos la medida, aumentaremos el precio, falsearemos las balanzas para defraudar; compraremos a los d茅biles con dinero y al indigente por un par de sandalias, y venderemos hasta los desechos del trigo.

El Se帽or lo ha jurado por el orgullo de Jacob: Jam谩s olvidar茅 ninguna de sus acciones.

SALMO RESPONSORIAL聽聽聽112, 1-2. 4-8

R/.聽隆Alaben al Se帽or, que alza al pobre!

Alaben, servidores del Se帽or, alaben el Nombre del Se帽or. Bendito sea el Nombre del Se帽or, desde ahora y para siempre. R/

El Se帽or est谩 sobre todas las naciones, su gloria se eleva sobre el cielo. 驴Qui茅n es como el Se帽or, nuestro Dios, que tiene su morada en las alturas, y se inclina para contemplar el cielo y la tierra?. R/

脡l levanta del polvo al desvalido, alza al pobre de su miseria, para hacerlo sentar entre los nobles, entre los nobles de su pueblo. R/

SEGUNDA LECTURA

Que se hagan oraciones por todos los hombres, porque Dios quiere que todos se salven.

Lectura de la primera carta del Ap贸stol san Pablo a Timoteo聽聽2, 1-8

Querido hijo:

Ante todo, te recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, s煤plicas y acciones de gracias por todos los hombres, por los soberanos y por todas las autoridades, para que podamos disfrutar de paz y de tranquilidad, y llevar una vida piadosa y digna. Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, porque 脡l quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

Hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo, hombre 脡l tambi茅n, que se entreg贸 a s铆 mismo para rescatar a todos. Este es el testimonio que 脡l dio a su debido tiempo, y del cual fui constituido heraldo y Ap贸stol para ense帽ar a los paganos la verdadera fe. Digo la verdad, y no miento.

Por lo tanto, quiero que los hombres oren constantemente, levantando las manos al cielo con recta intenci贸n, sin arrebatos ni discusiones.

EVANGELIO

ACLAMACI脫N AL EVANGELIO聽2Cor 8, 9

Aleluya.

Jesucristo, siendo rico, se hizo pobre por nosotros, a fin de enriquecernos con su pobreza. Aleluya.

EVANGELIO

No se puede servir a Dios y al dinero.

+ Evangelio de nuestro Se帽or Jesucristo seg煤n san Lucas 16, 1-13

Jes煤s dec铆a a los disc铆pulos:

Hab铆a un hombre rico que ten铆a un administrador, al cual acusaron de malgastar sus bienes. Lo llam贸 y le dijo: 鈥溌縌u茅 es lo que me han contado de ti? Dame cuenta de tu administraci贸n, porque ya no ocupar谩s m谩s ese puesto鈥.

El administrador pens贸 entonces: 鈥溌縌u茅 voy a hacer ahora que mi se帽or me quita el cargo? 驴Cavar? No tengo fuerzas. 驴Pedir limosna? Me da verg眉enza. 隆Ya s茅 lo que voy a hacer para que, al dejar el puesto, haya quienes me reciban en su casa!鈥

Llam贸 uno por uno a los deudores de su se帽or y pregunt贸 al primero: 鈥溌緾u谩nto debes a mi se帽or?鈥 鈥淰einte barriles de aceite鈥, le respondi贸. El administrador le dijo: 鈥淭oma tu recibo, si茅ntate enseguida, y anota diez鈥.

Despu茅s pregunt贸 a otro: 鈥淵 t煤, 驴cu谩nto debes?鈥 鈥淐uatrocientos quintales de trigo鈥, le respondi贸. El administrador le dijo: 鈥淭oma tu recibo y anota trescientos鈥.

Y el se帽or alab贸 a este administrador deshonesto, por haber obrado tan h谩bilmente. Porque los hijos de este mundo son m谩s astutos en su trato con los dem谩s que los hijos de la luz.

Pero Yo les digo: G谩nense amigos con el dinero de la injusticia, para que el d铆a en que 茅ste les falte, ellos los reciban en las moradas eternas.

El que es fiel en lo poco, tambi茅n es fiel en lo mucho, y el que es deshonesto en lo poco, tambi茅n es deshonesto en lo mucho. Si ustedes no son fieles en el uso del dinero injusto, 驴qui茅n les confiar谩 el verdadero bien? Y si no son fieles con lo ajeno, 驴qui茅n les confiar谩 lo que les pertenece a ustedes?

Ning煤n servidor puede servir a dos se帽ores, porque aborrecer谩 a uno y amar谩 al otro, o bien se interesar谩 por el primero y menospreciar谩 al segundo. No se puede servir a Dios y al Dinero.

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *