Domingo primero de Adviento
Salterio I

Nota Importante: utilizar esta aplicaci贸n con el celular en silencio durante la

celebraci贸n de la misa, para seguir las lecturas, oraciones y acompa帽ar con el canto.

INTRODUCCI脫N

Hoy comienza un nuevo a帽o lit煤rgico, y lo hacemos preparando la Navidad con el tiempo de Adviento. Este tiempo es especial pues, junto con preparar la fiesta navide帽a, nos anuncia la proximidad del fin de a帽o, el t茅rmino de los estudios, las cercanas vacaciones鈥 Son muchos sentimientos los que brotan en estos d铆as en nosotros, pero hay uno que es el m谩s propio del Adviento, y que nos viene muy bien: la esperanza. 驴C贸mo renovar la esperanza en medio de las dificultades cotidianas? El Se帽or que viene es la respuesta.

Este primer domingo de Adviento, el tema concreto ser谩 la invitaci贸n a 鈥渄espertar鈥. Es una consigna que se ha tomado la crisis social que vivimos. La liturgia no se refiere a eso. La segunda lectura hablar谩 directamente del 鈥渄espertar del sue帽o鈥 a la salvaci贸n que el Se帽or nos ofrece, una invitaci贸n a pasar de la oscuridad de la noche a la luz del d铆a nuevo. El evangelio recurre a la 茅poca de No茅, donde mientras este constru铆a un Arca para la salvaci贸n la gente com铆a, dorm铆a, se casaba y continuaba con su vida cotidiana sin darse cuenta de nada. Todos los textos que hablan de ceguera en el evangelio apuntan a esto mismo: el hombre vive sin percatarse de las cosas verdaderamente importantes, adormecido por el individualismo, el materialismo y el bienestar. R谩pidamente tendemos a acomodarnos y dejar pasar la vida sin tomar el peso a lo que verdaderamente trasciende.

La urgencia de este despertar que plantea el evangelio no es por la inminencia de la muerte, sino por la urgencia por vivir de verdad. Cuando habla de la llegada del ladr贸n por la noche no se refiere a que vamos a morir y nos encontraremos con un Dios al cual debemos rendir y cumplir. M谩s bien se refiere a un Se帽or que constantemente se nos hace el encontradizo, que camina a nuestro lado en los seres que amamos y especialmente en el m谩s pobre. Pero para reconocerlo hay que estar despiertos y atentos. El mundo nos suele anestesiar y nos enceguece respecto a la importancia del otro en nuestra vida. La sociedad fomenta el arregl谩rtelas por ti mismo y caminar solo por la vida, sin ayuda de nadie. Despertar a Cristo es aprender a mirar al otro como hermano y entender que hay que caminar juntos.

Nos encontraremos con el Se帽or al final de los tiempos y al final de nuestra vida. El Se帽or tambi茅n vendr谩 en las fiestas navide帽as que celebraremos. Pero el evangelio de hoy nos invita a vivir atentos y despiertos porque el Se帽or viene constantemente a nosotros y nos invita a transformar nuestra vida y nuestra sociedad.

Que este Adviento sea un tiempo especial de conversi贸n para todos. Que despertemos de la somnolencia de la sociedad y descubramos en el amor y el servicio al otro el sentido m谩s pleno de nuestra vida. Que estemos atentos al Se帽or que viene.

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

El Se帽or re煤ne a todas las naciones en la paz eterna del Reino de Dios.

Lectura del libro de Isa铆as聽聽聽2, 1-5

Palabra que Isa铆as, hijo de Am贸s, recibi贸 en una visi贸n, acerca de Jud谩 y de Jerusal茅n:

Suceder谩 al fin de los tiempos, que la monta帽a de la Casa del Se帽or ser谩 afianzada sobre la cumbre de las monta帽as y se elevar谩 por encima de las colinas. Todas las naciones afluir谩n hacia ella y acudir谩n pueblos numerosos, que dir谩n:

隆Vengan, subamos a la monta帽a del Se帽or, a la Casa del Dios de Jacob!

脡l nos instruir谩 en sus caminos y caminaremos por sus sendas.

Porque de Si贸n saldr谩 la Ley, y, de Jerusal茅n, la palabra del Se帽or. 脡l ser谩 juez entre las naciones y 谩rbitro de pueblos numerosos. Con sus espadas forjar谩n arados y podaderas con sus lanzas.

No levantar谩 la espada una naci贸n contra otra ni se adiestrar谩n m谩s para la guerra. 隆Ven, casa de Jacob, y caminemos a la luz del Se帽or!

SALMO RESPONSORIAL聽121, 1-2. 4-9

R/.聽Vamos con alegr铆a a la Casa del Se帽or.

隆Qu茅 alegr铆a cuando me dijeron:聽Vamos a la Casa del Se帽or! Nuestros pies ya est谩n pisando tus umbrales, Jerusal茅n.R/

All铆 suben las tribus, las tribus del Se帽or para celebrar el nombre del Se帽or. Porque all铆 est谩 el trono de la justicia, el trono de la casa de David. R/

Auguren la paz a Jerusal茅n:聽隆Vivan seguros los que te aman! 隆Haya paz en tus muros y seguridad en tus palacios!R/

Por amor a mis hermanos y amigos, dir茅:聽La paz est茅 contigo. Por amor a la Casa del Se帽or, nuestro Dios, buscar茅 tu felicidad. R/

SEGUNDA LECTURA

La salvaci贸n est谩 cerca de nosotros.

Lectura de la carta del Ap贸stol san Pablo a los cristianos de Roma 13, 11-14a

Hermanos:

Ustedes saben en qu茅 tiempo vivimos y que ya es hora de que se despierten, porque la salvaci贸n est谩 ahora m谩s cerca de nosotros que cuando abrazamos la fe. La noche est谩 muy avanzada y se acerca el d铆a. Abandonemos las obras propias de la noche y vist谩monos con la armadura de la luz. Como en pleno d铆a, procedamos dignamente: basta de excesos en la comida y en la bebida, basta de lujuria y libertinaje, no m谩s peleas ni envidias. Por el contrario, rev铆stanse del Se帽or Jesucristo.

EVANGELIO

ACLAMACI脫N AL EVANGELIO聽Sal 84, 8

Aleluya.

隆Mu茅stranos, Se帽or, tu misericordia y danos tu salvaci贸n! Aleluya.

EVANGELIO

Est茅n prevenidos y preparados.

+ Evangelio de nuestro Se帽or Jesucristo seg煤n san Mateo聽聽聽24, 37-44

Jes煤s dijo a sus disc铆pulos:

Cuando venga el Hijo del hombre, suceder谩 como en tiempos de No茅. En los d铆as que precedieron al diluvio, la gente com铆a, beb铆a y se casaba, hasta que No茅 entr贸 en el arca; y no sospechaban nada, hasta que lleg贸 el diluvio y los arrastr贸 a todos. Lo mismo suceder谩 cuando venga el Hijo del hombre. De dos hombres que est茅n en el campo, uno ser谩 llevado y el otro dejado. De dos mujeres que est茅n moliendo, una ser谩 llevada y la otra dejada.

Est茅n prevenidos, porque ustedes no saben qu茅 d铆a vendr谩 su Se帽or. Enti茅ndanlo bien: si el due帽o de casa supiera a qu茅 hora de la noche va a llegar el ladr贸n, velar铆a y no dejar铆a perforar las paredes de su casa. Ustedes tambi茅n est茅n preparados, porque el Hijo del hombre vendr谩 a la hora menos pensada.

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *