Domingo cuarto de Adviento
Salterio IV

Nota Importante: utilizar esta aplicaci贸n con el celular en silencio durante la

celebraci贸n de la misa, para seguir las lecturas, oraciones y acompa帽ar con el canto.

INTRODUCCI脫N

Estamos cerca de la Navidad. Hemos recorrido este Adviento en un contexto especial de incertidumbre y tensi贸n social. Esta es claramente la propuesta del mundo. Pero tambi茅n nos hemos cuestionado nuestra forma de vida y nos damos cuenta de que muchas cosas, tanto personales como sociales deben cambiar. Los evangelios y lecturas de este tiempo nos han invitado a transformar el desierto en un valle florido, transformando el miedo y la incerteza en alegr铆a y esperanza. Y la raz贸n de esto es que Dios est谩 con nosotros.

Precisamente ese ser谩 el nombre que escuchamos en el evangelio de hoy. Es el que le revela el 谩ngel a Jos茅. 脡l, un hombre justo, se encuentra en una situaci贸n de incertidumbre y miedo por el embarazo de Mar铆a. Es entonces cuando el 谩ngel lo anima a acoger al Emmanuel, al 鈥淒ios con nosotros鈥. Ese Dios que siempre ha estado con su pueblo, es el que se hace hombre, con todas las dimensiones de esta humanidad que eso significa. No es que s贸lo tome un cuerpo humano, sino que se hace verdaderamente uno de nosotros, llegando a experimentar el sufrimiento y la muerte. Jos茅 se abre entonces a esta presencia nueva de Dios y pone su vida a disposici贸n de ese plan de salvaci贸n. Seguramente sin comprender mucho todav铆a el embarazo de su futura mujer lo mueve la caridad y la confianza en Dios y la acoge en su casa. Es entonces cuando ocurre su gran transformaci贸n, pasando de ser un hombre bueno y justo a un hombre santo, un hombre de Dios.聽

脡sta es nuestra invitaci贸n para la Navidad: acoger al Se帽or en nuestra vida, responder a la adversidad con caridad y esperanza. Pasar de ser hombres y mujeres buenos a ser santos.

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Miren, la virgen est谩 embarazada.

Lectura del libro de Isa铆as聽聽聽7, 10-14聽

El Se帽or habl贸 a Ajaz en estos t茅rminos:

Pide para ti un signo de parte del Se帽or, en lo profundo del Abismo, o arriba, en las alturas.

Pero Ajaz respondi贸:

No lo pedir茅 ni tentar茅 al Se帽or.

Isa铆as dijo:

Escuchen, entonces, casa de David: 驴Acaso no les basta cansar a los hombres, que cansan tambi茅n a mi Dios? Por eso el Se帽or mismo les dar谩 un signo. Miren, la virgen est谩 embarazada y dar谩 a luz un hijo, y lo llamar谩 con el nombre de Emanuel.

SALMO RESPONSORIAL聽聽聽23, 1-6

R/.聽Va a entrar el Se帽or, el rey de la gloria.

Del Se帽or es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y todos sus habitantes porque 脡l la fund贸 sobre los mares, 脡l la afirm贸 sobre las corrientes del oc茅ano. R/

驴Qui茅n podr谩 subir a la Monta帽a del Se帽or y permanecer en su recinto sagrado? El que tiene las manos limpias y puro el coraz贸n; el que no rinde culto a los 铆dolos. R/

脡l recibir谩 la bendici贸n del Se帽or, la recompensa de Dios, su salvador. As铆 son los que buscan al Se帽or, los que buscan tu rostro, Dios de Jacob. R/

SEGUNDA LECTURA

Jesucristo, nacido de la estirpe de David, Hijo de Dios.

Lectura de la carta del Ap贸stol san Pablo a los cristianos de Roma聽聽聽1, 1-7

Carta de Pablo, servidor de Jesucristo, llamado para ser Ap贸stol, y elegido para anunciar la Buena Noticia de Dios, que 脡l hab铆a prometido por medio de sus Profetas en las Sagradas Escrituras, acerca de su Hijo, Jesucristo, nuestro Se帽or, nacido de la estirpe de David seg煤n la carne, y constituido Hijo de Dios con poder seg煤n el Esp铆ritu santificador, por su resurrecci贸n de entre los muertos.

Por 脡l hemos recibido la gracia y la misi贸n apost贸lica, a fin de conducir a la obediencia de la fe, para gloria de su Nombre, a todos los pueblos paganos, entre los cuales se encuentran tambi茅n ustedes, que han sido llamados por Jesucristo.

A todos los que est谩n en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos, lleguen la gracia y la paz, que proceden de Dios, nuestro Padre, y del Se帽or Jesucristo.

EVANGELIO

ACLAMACI脫N AL EVANGELIO聽聽聽Mt 1,23

Aleluya.

La virgen concebir谩 y dar谩 a luz un hijo a quien pondr谩n el nombre de Emanuel, Dios con nosotros. Aleluya.

EVANGELIO

Jes煤s nacer谩 de Mar铆a, comprometida con Jos茅, hijo de David.

+ Evangelio de nuestro Se帽or Jesucristo seg煤n san Mateo聽聽聽1,18-24

脡ste fue el origen de Jesucristo:

Mar铆a, su madre, estaba comprometida con Jos茅 y, cuando todav铆a no hab铆an vivido juntos, concibi贸 un hijo por obra del Esp铆ritu Santo. Jos茅, su esposo, que era un hombre justo y no quer铆a denunciarla p煤blicamente, resolvi贸 abandonarla en secreto.

Mientras pensaba en esto, el 脕ngel del Se帽or se le apareci贸 en sue帽os y le dijo:聽Jos茅, hijo de David, no temas recibir a Mar铆a, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Esp铆ritu Santo. Ella dar谩 a luz un hijo, a quien pondr谩s el nombre de Jes煤s, porque 脡l salvar谩 a su Pueblo de todos sus pecados.

Todo esto sucedi贸 para que se cumpliera lo que el Se帽or hab铆a anunciado por el Profeta:

鈥淟a Virgen concebir谩 y dar谩 a luz un hijo, a quien pondr谩n el nombre de Emanuel鈥, que traducido significa:聽Dios con nosotros.

Al despertar, Jos茅 hizo lo que el 脕ngel del Se帽or le hab铆a ordenado: llev贸 a Mar铆a a su casa.

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *