Domingo cuarto de Cuaresma
Salterio IV

Nota Importante: utilizar esta aplicaci贸n con el celular en silencio durante la

celebraci贸n de la misa, para seguir las lecturas, oraciones y acompa帽ar con el canto.

INTRODUCCI脫N

La elecci贸n de David y su consagraci贸n como rey del pueblo elegido, nos hace comprender que Dios siempre interviene en la historia por gracia. Elige al m谩s peque帽o.聽

Jes煤s es descendiente de David y heredero del t铆tulo real. Ser谩 el verdadero Rey y Pastor de los redimidos y su trono de gracias ser谩 eterno.聽

El episodio del ciego de nacimiento que es milagrosamente sanado por Cristo, serv铆a desde la antig眉edad para preparar a los catec煤menos, que eran bautizados en la noche de pascua, as铆 como Cristo ilumina a cada hombre con su verdad y salva con su gracia por medio del sacramento del agua y del Esp铆ritu Santo.聽

Los bautizados son luz en el Se帽or si se comprometen a vivir como hijos de la luz, perseverando en la fe, en la verdad, en la justicia y en la bondad. Ricos de toda obra buena, para difundir en torno a ellos el amor por el Se帽or y los hermanos. El cristiano que no sigue este camino de luz se desliza poco a poco a las sombras, precipit谩ndose en las tinieblas, renegando el propio bautismo. Como los fariseos, ellos son ciegos a la luz de Cristo y terminan siendo presas del pecado si se acostumbran a alejarse siempre m谩s de Dios, que nunca est谩 lejos de ellos.

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

David es ungido rey sobre Israel.

Lectura del primer libro de Samuel聽聽聽聽聽16, 1b. 5b-7. 10-13a

El Se帽or dijo a Samuel:聽隆Llena tu frasco de aceite y parte! Yo te env铆o a Jes茅, el de Bel茅n, porque he visto entre sus hijos al que quiero como rey.

Samuel fue, purific贸 a Jes茅 y a sus hijos y los invit贸 al sacrificio. Cuando ellos se presentaron, Samuel vio a Eliab y pens贸:聽Seguro que el Se帽or tiene ante 脡l a su ungido.

Pero el Se帽or dijo a Samuel:聽No te fijes en su aspecto ni en lo elevado de su estatura, porque Yo lo he descartado. Dios no mira como mira el hombre; porque el hombre ve las apariencias, pero Dios ve el coraz贸n.

As铆 Jes茅 hizo pasar ante Samuel a siete de sus hijos, pero Samuel dijo a Jes茅:聽El Se帽or no ha elegido a ninguno de 茅stos.

Entonces Samuel pregunt贸 a Jes茅:聽驴Est谩n aqu铆 todos los muchachos?

脡l respondi贸:聽Queda todav铆a el m谩s joven, que ahora est谩 apacentando el reba帽o.

Samuel dijo a Jes茅:聽Manda a buscarlo, porque no nos sentaremos a la mesa hasta que llegue aqu铆.

Jes茅 lo hizo venir: era de tez clara, de hermosos ojos y buena presencia. Entonces el Se帽or dijo a Samuel:聽Lev谩ntate y 煤ngelo, porque es 茅ste.

Samuel tom贸 el frasco de 贸leo y lo ungi贸 en presencia de sus hermanos. Y desde aquel d铆a, el esp铆ritu del Se帽or descendi贸 sobre David.

SALMO RESPONSORIAL聽聽聽聽聽22, 1-6

R/.聽El Se帽or es mi pastor, nada me puede faltar.

El Se帽or es mi pastor, nada me puede faltar. 脡l me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas y repara mis fuerzas. R/

Me gu铆a por el recto sendero, por amor de su Nombre. Aunque cruce por oscuras quebradas, no temer茅 ning煤n mal, porque T煤 est谩s conmigo: tu vara y tu bast贸n me infunden confianza. R/

T煤 preparas ante m铆 una mesa, frente a mis enemigos; unges con 贸leo mi cabeza y mi copa rebosa. R/

Tu bondad y tu gracia me acompa帽an a lo largo de mi vida; y habitar茅 en la Casa del Se帽or, por muy largo tiempo. R/

SEGUNDA LECTURA

Lev谩ntate de entre los muertos, y Cristo te iluminar谩.

Lectura de la carta del Ap贸stol san Pablo a los cristianos de 脡feso聽5, 8-14

Hermanos:

Antes, ustedes eran tinieblas, pero ahora son luz en el Se帽or. Vivan como hijos de la luz. Ahora bien, el fruto de la luz es la bondad, la justicia y la verdad. Sepan discernir lo que agrada al Se帽or, y no participen de las obras est茅riles de las tinieblas; al contrario, p贸nganlas en evidencia. Es verdad que resulta vergonzoso aun mencionar las cosas que esa gente hace ocultamente. Pero cuando se las pone de manifiesto, aparecen iluminadas por la luz, porque todo lo que se pone de manifiesto es luz.

Por eso se dice:

Despi茅rtate, t煤 que duermes, lev谩ntate de entre los muertos, y Cristo te iluminar谩.

EVANGELIO

ACLAMACI脫N AL EVANGELIO聽聽聽Jn 8, 12

Yo soy la luz del mundo, el que me sigue tendr谩 la luz de la Vida, dice el Se帽or.

EVANGELIO

Fue, se lav贸 y vio.

+ Evangelio de nuestro Se帽or Jesucristo seg煤n san Juan聽聽聽9, 1-41

Jes煤s vio a un hombre ciego de nacimiento. Sus disc铆pulos le preguntaron:聽Maestro, 驴qui茅n ha pecado, 茅l o sus padres, para que haya nacido ciego?

Ni 茅l ni sus padres han pecado, -respondi贸 Jes煤s-; naci贸 as铆 para que se manifiesten en 茅l las obras de Dios.

Debemos trabajar en las obras de Aqu茅l que me envi贸, mientras es de d铆a; llega la noche, cuando nadie puede trabajar. Mientras estoy en el mundo, soy la luz del mundo.

Despu茅s que dijo esto, escupi贸 en la tierra, hizo barro con la saliva y lo puso sobre los ojos del ciego, dici茅ndole:聽Ve a lavarte a la piscina de Silo茅, que significa聽Enviado.

El ciego fue, se lav贸 y, al regresar, ya ve铆a.

Los vecinos y los que antes lo hab铆an visto mendigar, se preguntaban:聽驴No es 茅ste el que se sentaba a pedir limosna?

Unos opinaban:聽Es el mismo.聽No, respond铆an otros, es uno que se le parece.

脡l dec铆a:聽Soy realmente yo.

Ellos le dijeron:聽驴C贸mo se te han abierto los ojos?

脡l respondi贸:聽Ese hombre que se llama Jes煤s hizo barro, lo puso sobre mis ojos y me dijo: 鈥淰e a lavarte a Silo茅鈥. Yo fui, me lav茅 y vi.

Ellos le preguntaron:聽驴D贸nde est谩?

脡l respondi贸:聽No lo s茅.

El que hab铆a sido ciego fue llevado ante los fariseos. Era s谩bado cuando Jes煤s hizo barro y le abri贸 los ojos. Los fariseos, a su vez, le preguntaron c贸mo hab铆a llegado a ver.

脡l les respondi贸:聽Me puso barro sobre los ojos, me lav茅 y veo.

Algunos fariseos dec铆an:聽Ese hombre no viene de Dios, porque no observa el s谩bado.

Otros replicaban:聽驴C贸mo un pecador puede hacer semejantes signos?

Y se produjo una divisi贸n entre ellos. Entonces dijeron nuevamente al ciego:聽Y t煤, 驴qu茅 dices del que te abri贸 los ojos?El hombre respondi贸:聽Es un profeta.

Sin embargo, los jud铆os no quer铆an creer que ese hombre hab铆a sido ciego y que hab铆a llegado a ver, hasta que llamaron a sus padres y les preguntaron:聽驴Es este el hijo de ustedes, el que dicen que naci贸 ciego? 驴C贸mo es que ahora ve?

Sus padres respondieron:聽Sabemos que es nuestro hijo y que naci贸 ciego, pero c贸mo es que ahora ve y qui茅n le abri贸 los ojos, no lo sabemos. Preg煤ntenle a 茅l: tiene edad para responder por su cuenta.

Sus padres dijeron esto por temor a los jud铆os, que ya se hab铆an puesto de acuerdo para excluir de la sinagoga al que reconociera a Jes煤s como Mes铆as. Por esta raz贸n dijeron:聽Tiene bastante edad, preg煤ntenle a 茅l.

Los jud铆os llamaron por segunda vez al que hab铆a sido ciego y le dijeron:聽Glorifica a Dios. Nosotros sabemos que ese hombre es un pecador.

Yo no s茅 si es un pecador, respondi贸; lo que s茅 es que antes yo era ciego y ahora veo.

Ellos le preguntaron:聽驴Qu茅 te ha hecho? 驴C贸mo te abri贸 los ojos?

脡l les respondi贸:聽Ya se lo dije y ustedes no me han escuchado. 驴Por qu茅 quieren o铆rlo de nuevo? 驴Tambi茅n ustedes quieren hacerse disc铆pulos suyos?

Ellos lo injuriaron y le dijeron:聽隆T煤 ser谩s disc铆pulo de ese hombre; nosotros somos disc铆pulos de Mois茅s! Sabemos que Dios habl贸 a Mois茅s, pero no sabemos de d贸nde es 茅ste.

El hombre les respondi贸:聽Esto es lo asombroso: que ustedes no sepan de d贸nde es, a pesar de que me ha abierto los ojos. Sabemos que Dios no escucha a los pecadores, pero s铆 al que lo honra y cumple su voluntad. Nunca se oy贸 decir que alguien haya abierto los ojos a un ciego de nacimiento. Si este hombre no viniera de Dios, no podr铆a hacer nada.

Ellos le respondieron:聽T煤 naciste lleno de pecado, y 驴quieres darnos lecciones?聽Y lo echaron.

Jes煤s se enter贸 de que lo hab铆an echado y, al encontrarlo, le pregunt贸:聽驴Crees en el Hijo del hombre?

脡l respondi贸:聽驴Qui茅n es, Se帽or, para que crea en 脡l?

Jes煤s le dijo:聽T煤 lo has visto: es el que te est谩 hablando.

Entonces 茅l exclam贸:聽Creo, Se帽or, y se postr贸 ante 脡l.

Despu茅s Jes煤s agreg贸:聽He venido a este mundo para un juicio: Para que vean los que no ven y queden ciegos los que ven.

Los fariseos que estaban con 脡l oyeron esto y le dijeron:聽驴Acaso tambi茅n nosotros somos ciegos?聽Jes煤s les respondi贸:聽Si ustedes fueran ciegos, no tendr铆an pecado, pero como dicen: 鈥淰emos鈥, su pecado permanece.

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *