DOMINGO SEGUNDO DE ADVIENTO

5 DE DICIEMBRE DE 2021

Nota Importante: utilizar esta aplicación con el celular en silencio durante la celebración de la misa, para seguir las lecturas, oraciones y acompañar con el canto

 

Canto de Entrada

NUEVA AURORA. (T: J. López y M: J. Akepsimas)   https://www.youtube.com/watch?v=bMREqP07Cuw

1.- Nueva aurora en nuestra noche: por salvar al pueblo Dios va a venir. Júbilo a los pobres, fiesta para el hombre: /: debemos preparar el camino al Señor:/

2.- Buena noticia, palabra de Dios, por salvar al pueblo Dios va a venir, voz que se oye en nuestros desiertos: /: debemos preparar el camino al Señor:/

3.- Tierra nueva, mundo nuevo, por salvar al pueblo Dios va a venir. Paz sobre la tierra, Dios con nosotros: /: debemos preparar el camino al Señor:/

 

ORACIÓN INICIAL MES DE MARÍA

 ¡Oh María!, durante el bello mes a ti consagrado, todo resuena con tu nombre y alabanza. Tu santuario resplandece con nuevo brillo, y nuestras manos te han elevado un trono de gracia y de amor, desde donde presides nuestras fiestas y escuchas nuestras oraciones y votos.

Para honrarte, hemos esparcido frescas flores a tus pies, y adornado tu frente con guirnaldas y coronas. Mas, ¡oh María!, no te das por satisfecha con estos homenajes. Hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan y coronas que no se marchitan. Estas son las que tú esperas de tus hijos, porque el más hermoso adorno de una madre es la piedad de sus hijos, y la más bella corona que pueden depositar a sus pies, es la de sus virtudes.

Sí, los lirios que tú nos pides son la inocencia de nuestros corazones. Nos esforzaremos, pues, durante el curso de este mes consagrado a tu gloria, ¡Oh Virgen Santa!, en conservar nuestras almas puras y sin manchas, y en separar de nuestros pensamientos, deseos y miradas aun la sombra misma del mal.

La rosa, cuyo brillo agrada a tus ojos, es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos. Nos amaremos, pues, los unos a los otros, como hijos de una misma familia, cuya Madre eres, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal. En este mes bendito, procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que te es tan querida, y con tu auxilio llegaremos a ser puros, humildes, caritativos, pacientes y esperanzados.

¡Oh María!, haz producir en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes; que ellas broten, florezcan y den al fin frutos de gracia, para poder ser algún día dignos hijos de la más santa y la mejor de las madres, Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA

 PRIMERA LECTURA

Dios mostrará tu resplandor.

Lectura del libro de Baruc   5, 1-9

Quítate tu ropa de duelo y de aflicción, Jerusalén, vístete para siempre con el esplendor de la gloria de Dios, cúbrete con el manto de la justicia de Dios, coloca sobre tu cabeza la diadema de gloria del Eterno.

Porque Dios mostrará tu resplandor a todo lo que existe bajo el cielo.

Porque recibirás de Dios para siempre este nombre:

“Paz en la justicia” y “Gloria en la piedad”.

Levántate, Jerusalén, sube a lo alto y dirige tu mirada hacia el Oriente: mira a tus hijos reunidos desde el oriente al occidente por la palabra del Santo, llenos de gozo, porque Dios se acordó de ellos. Ellos salieron de ti a pie, llevados por enemigos, pero Dios te los devuelve, traídos gloriosamente como en un trono real.

Porque Dios dispuso que sean aplanadas las altas montañas y las colinas seculares, y que se rellenen los valles hasta nivelar la tierra, para que Israel camine seguro bajo la gloria de Dios.

También los bosques y todas las plantas aromáticas darán sombra a Israel por orden de Dios, porque Dios conducirá a Israel en la alegría, a la luz de su gloria, acompañándolo con su misericordia y su justicia.

SALMO RESPONSORIAL   125, 1-6

R/. ¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros!

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión, nos parecía que soñábamos: nuestra boca se llenó de risas y nuestros labios, de canciones. R./

Hasta los mismos paganos decían: “¡El Señor hizo por ellos grandes cosas!” ¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros y estamos rebosantes de alegría! R/.

¡Cambia, Señor, nuestra suerte como los torrentes del Négueb! Los que siembran entre lágrimas cosecharán entre canciones. R/.

El sembrador va llorando cuando esparce la semilla, pero vuelve cantando cuando trae las gavillas. R/.

SEGUNDA LECTURA

Manténgase puros e irreprochables para el Día de Cristo.

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos 1, 4-11

Hermanos:

Siempre y en todas mis oraciones pido con alegría por todos ustedes, pensando en la colaboración que prestaron a la difusión del Evangelio, desde el comienzo hasta ahora. Estoy firmemente convencido de que Aquél que comenzó en ustedes la buena obra la irá completando hasta el Día de Cristo Jesús. Y es justo que tenga estos sentimientos hacia todos ustedes, porque los llevo en mi corazón, ya que ustedes, sea cuando estoy prisionero, sea cuando trabajo en la defensa y en la confirmación del Evangelio, participan de la gracia que he recibido.

Dios es testigo de que los quiero tiernamente a todos en el corazón de Cristo Jesús. Y en mi oración pido que el amor de ustedes crezca cada vez más en el conocimiento y en la plena comprensión, a fin de que puedan discernir lo que es mejor. Así serán encontrados puros e irreprochables en el Día de Cristo, llenos del fruto de justicia que proviene de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.

EVANGELIO

ACLAMACIÓN AL EVANGELIO  Lc 3, 4. 6

Aleluya.

Preparen el camino del Señor, allanen sus senderos. Todos los hombres verán la Salvación de Dios. Aleluya.

EVANGELIO

Todos los hombres verán la Salvación de Dios.

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 3, 1-6

El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Filipo tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lísanias tetrarca de Abilene, bajo el pontificado de Anás y Caifás, Dios dirigió su palabra a Juan, hijo de Zacarías, que estaba en el desierto. Este comenzó entonces a recorrer toda la región del río Jordán, anunciando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados, como está escrito en el libro del profeta Isaías:

“Una voz grita en el desierto: Preparen el camino del Señor, allanen sus senderos.

Los valles serán rellenados, las montañas y las colinas serán aplanadas. Serán enderezados los senderos sinuosos y nivelados los caminos disparejos. Entonces, todos los hombres verán la Salvación de Dios”.

 ORACIÓN DE LOS FIELES (ORACIÓN UNIVERSAL)

1.- Por la Iglesia, para que viva alegre, sin inquietarse por nada, y , llena de esperanza, crea que el Señor está cerca de ella. Roguemos al Señor.

2.- Por todo ser humano, par que, con la ayuda de Dios, goce de seguridad, de alegría y de paz. Roguemos al Señor.

3.- Por los que sufren, para que el Señor, con su venida, conforte sus corazones abatidos y fortalezca las rodillas que se doblan. Roguemos al Señor.

4.- Por los cristianos, para que se acreciente nuestra fe y creamos en los dones que Dios nos promete y, ayudados por la gracia divina, nos dispongamos a recibir los auxilios que él nos envía. Roguemos al Señor.

 

Oración del sacerdote:

Señor Dios, grande en el amor, que llamas a los humildes al esplendor de tu reino, escucha nuestra oración y endereza nuestro camino hacia ti; abaja los montes elevados de nuestra soberbia, para que celebremos con fe ardiente la venida de Jesucristo, tu Hijo. El, que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

Canto de Presentación de Dones

BENDITO SEAS, SEÑOR Autor: C. Fones, SJ  https://www.youtube.com/watch?v=e5qg-0vJvps

Bendito seas, Señor, Dios del Universo – por este pan, fruto de la tierra – y del trabajo del hombre – que recibimos de tu generosidad – y ahora te presentamos – él será para nosotros Pan de Vida – él será para nosotros Pan de Vida.

Bendito seas, Señor, Dios del Universo – por este vino, fruto de la vid – y del trabajo del hombre – que recibimos de tu generosidad – y ahora te presentamos – él será para nosotros Bebida de Salvación – él será para nosotros Bebida de Salvación.

 

Canto de Comunión

CONSOLAD  https://www.youtube.com/watch?v=tHMIi3_Yp8I

1.- Consolad a mi pueblo, dice el Señor, – hablad al corazón del hombre; – gritad que mi amor ha vencido – preparad el camino, – que viene tu Redentor. Yo te he elegido para Amar. – te doy mi fuerza y luz para guiar – Yo soy consuelo en tu mirar – Gloria a Dios (2)

2.- Consolad a mi pueblo, dice el Se̱or Рmostradles el camino de libertad Рyo os dar̩ fuertes alas Рtransformar̩ tus pisadas Рen sendas de eternidad. 3.- Consolad a mi pueblo, dice el Se̱or Рsacad de la ceguera a mi pueblo. РYo he sellado contigo Рalianza perpetua, Рyo soy el ̼nico Dios.

 Oración a San José

ORACIÓN A SAN JOSÉ

(Papa Francisco)

Salve, custodio del Redentor

Y esposo de la Virgen María.

A ti Dios confió a su Hijo,

en ti María depositó su confianza,

contigo Cristo se forjó como hombre.

Oh, bienaventurado José,

muéstrate padre también a nosotros

y guíanos en el camino de la vida.

Concédenos gracia, misericordia y valentía,

y defiéndenos de todo mal. Amén.

ORACIÓN FINAL MES DE MARÍA

¡Oh María, Madre de Jesús, nuestro Salvador y nuestra buena madre! Nosotros venimos a ofrecerte, con estos obsequios que colocamos a tus pies, nuestros corazones deseosos de serte agradable, y a solicitar de tu bondad un nuevo ardor en tu santo servicio.

Dígnate a presentarnos a tu Divino Hijo, que en vista de sus méritos y a nombre de su Santa Madre, dirija nuestros pasos por el sendero de la virtud. Que haga lucir con nuevo esplendor la luz de la fe sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del error. Que vuelvan hacia Él, y cambien tantos corazones rebeldes, cuya penitencia regocijará Su corazón y el tuyo. Que convierta a los enemigos de su Iglesia y que en fin, encienda por todas partes el fuego de su ardiente caridad, que nos colme de alegría en medio de las tribulaciones de esta vida y de esperanzas para el porvenir. Amén.

Canto Final  https://www.youtube.com/watch?v=aGqM8l9e9XU

Venid y vamos todos – con flores a María; – con flores a María, – con flores a María,- con flores a María, – que madre nuestra es.

 1.- De nuevo aquí nos tienes, – Purísima doncella, – más que la luna bella, – postrados a tus pies, – postrados a tus pies.

2.- A ofrecerte venimos, Рflores del bajo suelo, Рcon tanto amor y anhelo, РSe̱ora t̼ lo ves, РSe̱ora t̼ los ves.