Último Domingo

Solemnidad de Cristo Rey

 14 DE NOVIEMBRE DE 2021

 Nota Importante: utilizar esta aplicación con el celular en silencio durante la celebración de la misa, para seguir las lecturas, oraciones y acompañar con el canto

 CANTO DE ENTRADA

El Señor nos llama (A. Taulé) https://www.youtube.com/watch?v=RIr2TbREhb4

 EL SEÑOR NOS LLAMA Y NOS REÚNE, -SOMOS SU PUEBLO, SIGNO DE UNIDAD. – ÉL ESTÁ EN MEDIO DE NOSOTROS, – SIRVE A LA MESA, NOS REPARTE EL PAN.

 1.- Por todos los caminos nos sales al encuentro, – por todos hemos visto señales de tu amor. – Tu pueblo se reúne Señor a bendecirte, – a celebrar con gozo tu paso salvador.

2.- Convocas a tus fieles, nacidos de las aguas, -a festejar unidos la nueva creación. -La sala del banquete se llena de invitados; – estamos reunidos y en medio está el Señor.

 3.- Revélanos al Padre oh Cristo, nuestra fiesta, – aumenta la esperanza de nuestro caminar. -Tu Espíritu divino nos dé la fortaleza, -los bienes que esperamos nos haga pregustar.

ORACIÓN INICIAL MES DE MARÍA

 

¡Oh María!, durante el bello mes a ti consagrado, todo resuena con tu nombre y alabanza. Tu santuario resplandece con nuevo brillo, y nuestras manos te han elevado un trono de gracia y de amor, desde donde presides nuestras fiestas y escuchas nuestras oraciones y votos.

Para honrarte, hemos esparcido frescas flores a tus pies, y adornado tu frente con guirnaldas y coronas. Mas, ¡oh María!, no te das por satisfecha con estos homenajes. Hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan y coronas que no se marchitan. Estas son las que tú esperas de tus hijos, porque el más hermoso adorno de una madre es la piedad de sus hijos, y la más bella corona que pueden depositar a sus pies, es la de sus virtudes.

Sí, los lirios que tú nos pides son la inocencia de nuestros corazones. Nos esforzaremos, pues, durante el curso de este mes consagrado a tu gloria, ¡Oh Virgen Santa!, en conservar nuestras almas puras y sin manchas, y en separar de nuestros pensamientos, deseos y miradas aun la sombra misma del mal.

La rosa, cuyo brillo agrada a tus ojos, es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos. Nos amaremos, pues, los unos a los otros, como hijos de una misma familia, cuya Madre eres, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal. En este mes bendito, procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que te es tan querida, y con tu auxilio llegaremos a ser puros, humildes, caritativos, pacientes y esperanzados.

¡Oh María!, haz producir en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes; que ellas broten, florezcan y den al fin frutos de gracia, para poder ser algún día dignos hijos de la más santa y la mejor de las madres, Amén.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Su dominio es un dominio eterno.

 Lectura de la profecía de Daniel 7, 13-14

Yo estaba mirando, en las visiones nocturnas, y vi que venía sobre las nubes del cielo como un Hijo de hombre; Él avanzó hacia el Anciano y lo hicieron acercar hasta Él.

Y le fue dado el dominio, la gloria y el reino, y lo sirvieron todos los pueblos, naciones y lenguas.

Su dominio es un dominio eterno que no pasará, y su reino no será destruido.

 

SALMO RESPONSORIAL   92, 1-2. 5

R/. ¡Reina el Señor, revestido de majestad!

¡Reina el Señor, revestido de majestad! El Señor se ha revestido, se ha ceñido de poder. R/.

El mundo está firmemente establecido: ¡no se moverá jamás! Tu trono está firme desde siempre, Tú existes desde la eternidad. R/.

Tus testimonios, Señor, son dignos de fe, la santidad embellece tu Casa a lo largo de los tiempos. R/.

SEGUNDA LECTURA

El Rey de los reyes de la tierra hizo de nosotros un Reino sacerdotal para Dios.

 Lectura del libro del Apocalipsis   1, 5-8

Jesucristo es el “Testigo fiel, el Primero que resucitó de entre los muertos, el Rey de los reyes de la tierra”. Él nos ama y nos liberó de nuestros pecados, por medio de su sangre, e hizo de nosotros un Reino sacerdotal para Dios, su Padre. ¡A Él sea la gloria y el poder por los siglos de los siglos! Amén.

Él viene sobre las nubes y todos lo verán, aun aquéllos que lo habían traspasado. Por Él se golpearán el pecho todas las razas de la tierra. Sí, así será. Amén.

Yo soy el Alfa y la Omega, dice el Señor Dios, el que es, el que era y el que viene, el Todopoderoso.

EVANGELIO

ACLAMACIÓN AL EVANGELIO Mc 11, 9. 10

Aleluya.

¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Bendito sea el Reino que ya viene, el Reino de nuestro padre David! Aleluya.

EVANGELIO

Tú lo dices: Yo soy rey.

+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan 18, 33b-37

Pilato llamó a Jesús y le preguntó: “¿Eres Tú el rey de los judíos?”

Jesús le respondió: “¿Dices esto por ti mismo u otros te lo han dicho de mí?”

Pilato replicó: “¿Acaso yo soy judío? Tus compatriotas y los sumos sacerdotes te han puesto en mis manos. ¿Qué es lo que has hecho?”

Jesús respondió:

“Mi realeza no es de este mundo. Si mi realeza fuera de este mundo, los que están a mi servicio habrían combatido para que Yo no fuera entregado a los judíos. Pero mi realeza no es de aquí”.

Pilato le dijo: “¿Entonces Tú eres rey?” Jesús respondió:

“Tú lo dices: Yo soy rey. Para esto he nacido y he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. El que es de la verdad, escucha mi voz”.

 

ORACIÓN DE LOS FIELES (ORACIÓN UNIVERSAL)

1.- Por los pastores y fieles de la Iglesia, para que se esfuercen con celo para reconciliar al universo con Dios y en pacificar por la sangre de la cruz de Jesucristo a todas las creaturas. Roguemos al Señor.

2.- Por todos los hombres, para que la semilla evangélica, escondida en las diversas religiones y culturas, germine y se manifieste, y todos reconozcan con gozo que Cristo es Señor, para gloria de Dios Padre. Roguemos al Señor.

3.- Por quienes aún viven bajo el dominio de la ignorancia, el pecado o el sufrimiento para que sean trasladados al reino de Cristo y encuentren el fin de sus penas. Roguemos al Señor.

4.- Por los que hoy celebramos la solemnidad de Cristo, Señor supremo del universo a quien están destinadas todas las cosas, para que participen también un día en la herencia del pueblo santo, en el reino de la luz. Roguemos al Señor.

 

Oración del sacerdote:

Dios nuestro, principio y origen de toda paternidad, que has enviado a tu Hijo al mundo para convertirnos en un reino y hacernos tus sacerdotes, escucha nuestras oraciones e ilumina nuestro espíritu, para que comprendamos que servirte es reinar y, al dar nuestra vida a los demás, proclamemos con obras nuestra fidelidad a Cristo, el primogénito de entre los muertos y príncipe de los reyes de la tierra. El, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

CANTO DE PRESENTACIÓN DE DONES

Después de preparar (Espiritual negro) https://www.youtube.com/watch?v=l4ve7iACbus

1.- Despu̩s de preparar la tierra y de sembrar Рse ha recogido el trigo bajo el sol oto̱al Рha sido necesario blanca harina hacer Рel trabajo del hombre que ha hecho este pan.

Es este el pan que presentamos hoy – el pan de nuestra vida – el pan de nuestro amor – el pan de nuestra tierra – del gozo y del dolor – nuestro esfuerzo es hacer nuestro mundo mejor.

2.- Faltando el vino en las bodas de Caná – tu madre se te acerca y te lo hace saber – los jarros llenen de agua y háganlo probar – necesario es el vino para celebrar.

Es este el vino que presentamos hoy – el vino de amistad y de fraternidad – el vino que será la sangre del Señor – nuestro esfuerzo es hacer nuestro mundo mejor.

3.- Al ofrecer el vino junto con el pan Рpensemos en el hambre que muchos sufren hoy Рens̩̱anos Se̱or a compartir el pan Рy que alegres vivamos sembrando tu amor.

CANTO DE COMUNIÓN

El amor de Cristo nos reúne

https://www.youtube.com/watch?v=ku7ip1Ii660

El amor de Cristo nos re̼ne Рen la cena fraternal Рcon la luz de nuestra fe en el alma Рacudamos juntos al altar. Acudamos juntos al altar.

1.- A los hombres del desierto – milagroso pan les dio – como signo del misterio – que en la Cena consumó. -que en la Cena con-su-mó.

2.- Al que coma de mi carne, Рal que beba de mi sangre Рle dar̩ la vida eterna Рen el reino de mi Padre.-(bis)

3.- Con afán he deseado – que comamos esta Pascua – antes que mi muerte llegue, – muerte que a los hombres salva.-(bis)

4.-  Congregados en la Cena, – el Señor bendijo el pan; – y en su cuerpo convertido – lo entregó a la humanidad.-(bis)

 

Oración a San José

ORACION A SAN JOSÉ

(Papa Francisco)

 

Salve, custodio del Redentor

Y esposo de la Virgen María.

A ti Dios confió a su Hijo,

en ti María depositó su confianza,

contigo Cristo se forjó como hombre.

Oh, bienaventurado José,

muéstrate padre también a nosotros

y guíanos en el camino de la vida.

Concédenos gracia, misericordia y valentía,

y defiéndenos de todo mal. Amén.

 

ORACIÓN FINAL MES DE MARÍA

 

¡Oh María, Madre de Jesús, nuestro Salvador y nuestra buena madre! Nosotros venimos a ofrecerte, con estos obsequios que colocamos a tus pies, nuestros corazones deseosos de serte agradable, y a solicitar de tu bondad un nuevo ardor en tu santo servicio.

Dígnate a presentarnos a tu Divino Hijo, que en vista de sus méritos y a nombre de su Santa Madre, dirija nuestros pasos por el sendero de la virtud. Que haga lucir con nuevo esplendor la luz de la fe sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del error. Que vuelvan hacia Él, y cambien tantos corazones rebeldes, cuya penitencia regocijará Su corazón y el tuyo. Que convierta a los enemigos de su Iglesia y que en fin, encienda por todas partes el fuego de su ardiente caridad, que nos colme de alegría en medio de las tribulaciones de esta vida y de esperanzas para el porvenir. Amén.

 

CANTO FINAL

Hoy te quiero cantar https://www.youtube.com/watch?v=b580ICnZR94

1.- Hoy te quiero cantar, hoy te quiero rezar,- Madre mía del cielo. – Si en mi alma hay dolor,- busco apoyo en tu amor – y hallo en ti mi consuelo.

Hoy te quiero cantar, hoy te quiero rezar, – mi plegaria es canción. – / Yo te quiero ofrecer lo más bello y mejor- que hay en mi corazón. /

2.- Porque tienes a Dios(2), -Madre, todo lo puedes.- Soy tu hijo también(2) – y por eso me quieres.

3.- Dios te quiso elegir (2)- , como puente y camino- que une al hombre con Dios(2)- en abrazo divino.